BOLSO PLAYERO CON TELA DE BICICLETAS

Hola amigas, hoy os traigo un tutorial muy fácil y rápido de hacer (una tarde) ahora que se acercan los días soleados y de calor. Se trata de un bolso para ir a la playa donde podamos meter toalla, cremas protectoras (MUY IMPORTANTE) y un buen libro para disfrutar y relajarnos al sol.

 

En primer lugar vamos a preparar el siguiente material:

 

  • Tela de nuestro gusto de 27x75cm para el cuerpo. Puedes utilizar una sola tela o combinar varias como hice yo.
  • Tela de nuestro gusto de 74 x 12 cm para las asas. Para mi bolso elegí la tela azul.
  • Entretela (muletón o foam) que tenga cuerpo: dos piezas de 27x75cm (usé dos piezas que luego uní), 2 tiras de 3,5x70cm. Si no tienes una tira tan larga, puedes usar recortes y luego unirlos que es lo que yo hice.
  • Tela para el forro y el bolsillo interior. Trozo de 27x75cm y 25×30 cm (el tamaño del bolsillo es la mitad 25x15cm).

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez cosido nuestro top o tela superior, la ponemos sobre la entretela y acolchamos. Yo elegí un diseño muy sencillo en la tela estampada de bicicletas: una cuadrícula en diagonal.

 

Doblamos el cuerpo del bolso ya acolchado por la mitad (derecho con derecho) y cosemos el lateral y la base.

 

 

 

 

 

 

 

 

En las esquinas de la base, colocamos la regla sobre la costura central (bien alineada) y marcamos a la distancia que queramos para dar mas o menos ancho a la base del bolso. Yo la hice a 5 cm de la esquinita, por lo que la base quedó con un ancho de unos 9 cm.

 

Cosemos y cortamos el sobrante. Y el cuerpo del bolso está listo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ahora hacemos el bolsillo. Doblamos la tela por la mitad, derecho con derecho, y cosemos todo alrededor excepto 3 o 4 cm en uno de los lados y tenemos un saquito. Por la abertura vamos a dar la vuelta al saquito que hemos hecho. Lo planchamos y colocamos a la altura que más nos guste en la tela de nuestro forro (yo lo puse a 15 cm del borde superior). Cosemos el bolsillo al forro.

Al igual que hicimos con el cuerpo del bolso, doblamos por la mitad derecho con derecho y cosemos el lateral y la base.

 

Dejamos 10 cm sin coser en la base para luego dar la vuelta al forro cuando lo unamos al cuerpo del bolso.

Le damos forma a la base con la misma medida que antes (a 5 cm del piquito) para tener un ancho de 9 cm.

 

 

En la base, en lugar de cortar, plegué el sobrante y le di una puntada. Pero puedes cortarlo si lo prefieres.

 

Ahora vamos con las asas. Colocamos la entretela en el centro y doblamos la tela sobre ella, haciendo un pequeño dobladillo en el lado que quede por encima. Metemos hacia dentro la tela de los bordes. Cosemos por el medio para sujetar el dobladillo que hemos hecho. Después cosemos toda el asa alrededor para dejar bien sujeta la entretela.

 

Cosemos las asas al cuerpo del bolso, centrándolas bien por ambos lados.

 

Cosemos el forro al bolso: ponemos el cuerpo del bolso con el derecho hacia dentro, metemos el forro dentro dejando ambas telas derecho con derecho. Cosemos el borde superior todo alrededor. Puedes coserlo sin que se vea el forro por fuera, o haciendo un margen de costura mayor para que se vea un bordecito (el que puedes ver en la foto).

Da la vuelta al bolso completo por la abertura que dejamos en el forro. Cierra la abertura con una costura invisible a mano.

Coloca bien el borde superior y haz una última costura en el borde para que asiente y no se descoloque.

¡Y ya tenemos nuestro bolso!